violencia vial

Violencia Vial. Si piden respeto, respeten (II)

Por: Ari Santillán*

En cada noticia o publicación en redes sociales hay una constante sobre la normalización de la violencia vial.

Nunca falta el comentario hablando de “los ciclistas que van en sentido contrario” o de “los ciclistas que van por las banquetas” entre otros desafortunados pensamientos de quienes han perdido la capacidad de empatía y respeto por la vida de otro ser humano.

Monserrat Paredes, una chica de 21 años rodaba en el sentido correcto de la avenida, en su carril (el carril derecho) montada en una bicicleta pública del sistema ECOBICI.

Casi dos meses después Jaime Espinosa fue arrollado por un automovilista que se dio a la fuga; él circulaba en su bicicleta en el sentido de la avenida Ribera de San Cosme y en el carril derecho.

Apenas el 20 de noviembre de este año, Gabriela Mora se dirigía a su trabajo rodando en una ECOBICI; al cruzar Av. Chapultepec sobre Av. Cuauhtémoc, un autobús del IPN dio vuelta desde Av. Chapultepec, hacia Av. Cuauhtémoc, de acuerdo con testigos el operador no se detuvo después de asesinar a Gaby.

Y un día después, un operador de transporte público concesionado asesinó a nuestro amigo, activista, ciclista, funcionario público en Puebla. Manu rodaba sobre una calle con ciclovía -que él ayudó a concretar- , el operador se pasó un semáforo en rojo y lo asesinó.

De verdad no entiendo esa clase de comentarios, porque si así fuera ya nos hubiéramos quedado sin conductores de automóviles.

¿Automovilistas, ciudadanos ejemplares?

¿Cuántos autos vemos, día a día, estacionados en banquetas, ciclovías o en doble fila? ¿Cuántos automovilistas vemos a exceso de velocidad, sin respetar semáforos, pasos peatonales?