biciestacionamiento

Neko, biciestacionamientos mexicanos de clase mundial

Llevan 13 años dejando su marca en el mobiliario de la ciudad con con el diseño de biciestacionmientos y otros muebles urbanos.

Son los autores de las luminarias, los bancos y la señaléctica de los Bosques  de Chapultepec, Aragón y los Viveros en la Ciudad de México.

Crearon los aparcabiciletas autómovil (para doce 12 bicis)  y los innovadores sistemas de los biciestacionamientos masivos y semimasivos de Pantitlán, La Villa y La Raza, por los que han sido reconocidos en los más prestigiosos premios de diseño en el mundo.

Biciestacionamientos
Karina Tosca y Daniel Olvera, dos de los socios de Neko, demostrando el funcionamiento de uno de sus biciestacionamientos asistidos.

A punto de abrir oficinas en Valenica, España y de intervenir en los sistemas de transporte público de Colombia, Daniel Olvera y Karime Tosca –dos de los cuatro socios de Neko–  hablan de los retos y gajes de diseñar mobiliario urbano para las ciudades de hoy.

El primer salto de Neko

Su primer producto a escala pública fue “el elemento lúdico institucional”, un diseño que donaron al Programa de Rescate de Espacios Públicos en 2008 para usarse en todos los parques a nivel federal.

Era un diseño libre, abierto a todos los proveedores por cuestiones de obra pública y transparencia, pero Daniel Olvera y Karime Tosca, Hiroshi Kenaga y Alice Pecman, fundadores de Neko Diseño, comenzaron a fabricarlo y a colocarlo por todos lados.

Biciestacionamientos

Pronto llamaron la atención de despachos de arquitectura y de paisaje, como GDU, del arquitecto Mario Schjetnan, quien los integró a la primera etapa de rehabilitación del Bosque de Chapultepec.

Con su mobiliario y señalizaciones ganaron el premio del jurado de la Sociedad Europea de Diseño Gráfico, en 2009.

Ahí les hicieron “observaciones interesantes”, entre ellas “el gran impacto por lo mucho que se logró con un recurso tan reducido para un bosque urbano de tanta relevancia histórica”.

Biciestacionamientos
Biciestacionamiento vertical asistido. Uno de los diseños originales de Neko.

“Esa es quizás la ventaja más grande de los diseñadores mexicanos”, opinan Olvera y Tosca, quienes en ausencia de sus otros socios nos presumen orgullosos a sus “hijitos urbanos” en su cuartel general de la Condesa.

Cletofilia: ¿8 millones de pesos para el proyecto del Bosque de Chapultepec fue un presupuesto reducido?

Daniel Olvera: Bueno, si piensas que todo el programa de mobiliario urbano (del Bosque de Chapultepec) fueron 8 millones de pesos para 100 hectáreas y ellos (Sociedad Europea de Diseño Gráfico) hacen presupuestos de 20 millones de dólares para un parque de dos hectáreas, pues les pareció sorprendente la calidad del proyecto y la intervención con tan poco.

Cletofilia: Luego vinieron los parques bosque de Aragón y los Viveros de Coyoacán. Ya son 13 años dejando su huella en la ciudad.

Karime Tosca: En nuestra página fuimos publicando los trabajos que habíamos hecho y de pronto nos empezaron a preguntar ¿cuánto cuesta el bote de basura del proyecto tal, y cuánto la banca de tal?

biciestacionamientos
Bicicestacionamiento en forma de automóvil con capacidad para 12 bicicletas.

Nos dimos cuenta que a los constructores le gustaban los diseños que estábamos haciendo y dijimos, tenemos la experiencia, hemos participado en proyectos de relevancia histórica y urbana, vamos  sacar nuestra propia línea de mobiliario urbano, que además tiene diseño y está hecha en México, y tiene este perfil de cuidado del medio ambiente. Y la sacamos.

CLF: ¿No hay empresas de diseño de este tipo en México?

DO: Cuando empezamos habíamos encontrado como cinco o seis, ahora hay muchas más, pero tristemente y es algo que debo decir, muchas lo que hacían era copiar diseños de otros lugares y los tropicalizaban para venderlos aquí.

Nosotros dijimos cómo hacemos algo que sea tan bueno que podamos llevarlo afuera de México.

Ese era el reto. Que tuviera mucha calidad, diseño y estuviera bien pensado para durar. Aspirar a vender más allá de México.

biciestacionamientos
Biciestacionamiento de doble altura para uso masivo.

CLF: ¿Cómo es el proceso creativo de diseñar entre cuatro socios?

KT: Pues hay lluvia de ideas. Nos gusta que cuando se rebota de tal forma cada diseño al final no sabes quien es el autor.

Siempre decimos el autor es Neko, el equipo es todo.

DO: Nos gusta que sea así, porque en este mundo del diseño hay mucho eso del nombre del diseñador, pero nosotros queríamos crear una marca.

CLF: ¿Cuál sería la Ciudad de México idealmente diseñada?

DO: Yo soñaría una en la que pudiéramos caminar libremente sin preocuparte por la calidad del aire, por si corres peligro por los vehículos, de verdad poder disfrutar de la calle.

Me gustaría sentirme tranquilo y que mis hijos puedan disfrutar de la ciudad.

Queda mucho por hacer, pero sí hay que quitarle hegemonía al automóvil, en parte por eso estamos en los biciestacionamientos, es nuestro granito de arena.

Más biciestacionamientos, menos carros

CLF: ¿Cómo empezaron con ellos?

KT: Siempre hemos tenido esta motivación verde, con esta idea de ocupación (no solo preocupación) por el medio ambiente.

Así que dijimos, vamos a hacer algo que ayude a que la ciudad sea transitable y fomente la bici, por eso sacamos los aparcabicis a ras de piso, sentíamos que les faltaban a la ciudad.

Luego se acercaron los de Sedema y nos dijeron vamos a hacer un estacionamiento masivo y necesitamos que quepan la mayor cantidad de bicis y que la gente las estacione sin que las tenga que cargar y que dure mucho tiempo.

Lo aceptamos, ¿cómo dices que no? Esas son las cosas que más nos mueven, los retos, es una oportunidad enorme, o dices que sí o no sabes quién lo va  hacer y cómo.

DO: Y ahí salió el pero lo tienen que tener en 15 días y con el precio. Ahí se nos ocurrió hacer un biciestacionamiento asistido, que son estos que  están en la Raza y Pantitlán, que tienen mecanismo donde atoras la llanta y jalas una palanca y te asiste y la sube.

Y con esto logramos optimizar al máximo el espacio, cupieron 400 bicicletas.

CLF: ¿Sabían que serían un hitazo?

DO: Para nosotros es un orgullo porque todo el desarrollo lo hicimos aquí.

Pasamos por mecanismos con contrapesos, casi de laboratorio de pruebas  y llegamos a la solución más sencilla de utilizar.

Lo mandamos al politécnico a hacer pruebas de resistencia de 10 mil ciclos y las aguantó. Diez mil ciclos sin cambios en la forma. Y a la fecha desde 2012, ahí siguen.

KT: Al principio hubo una curva de adaptación con esos, algunos resultaron dañados por no saber usarse, pero después dijimos vamos hacer uno que no necesite instructivo.

Patente internacional, somos únicos en el mundo

El biciestacionamiento masivo los llevo a un nivel internacional. Cuando comenzaron con el proceso de registro, les pidieron realizar la búsqueda de patentes de diseños similares.

No encontraron ninguno, así que les recomendaron realizar la patente internacional, proceso en el que se encuentran actualmente.

Los diseños se los han copiado. Nos cuentan que anteriormente solían copiar diseños del extranjero, pero ahora les copian a ellos…

“Siempre estamos viendo hacia adelante, cómo mejorar lo que hemos hecho, que otras cosas nuevas podemos hacer hacer”. Karime Tosca.

CLF: ¿Qué premios han ganado con el diseño del biciestacionamiento masivo?

Karina Tosca: Tenemos cuatro premios, entre ellos la Bienal Nacional de Diseño, que es el máximo premio en la República Mexicana.

También ganamos el bronce en 2017 de los European Product Design Awards y el año pasado la Bienal Iberoamericana de Diseño, al mejor diseño de producto.

En la categoría de diseño social, la revista Obras premió el biciestacionamiento de la Villa y reconoció al despacho como uno que genera proyectos inteligentes.

Porque no solo integramos los biciestacionamientos sino uno de capacidad mediana, con software semiautomatizado para acceso de las personas.

La cultura del plagio de diseños

El equipo de Neko sigue innovando con el uso de materiales, con miras a participar en proyectos fuera del país.

En este camino uno de los obstáculos más constantes ha sido el robo de diseños.

“Lo que sucede en México es que no hay una cultura de propiedad intelectual, la gente no sabe que está haciendo mal, para muchas personas es normal ver el diseño y copiarlo”, señala Karime Tosca.

“Creo que no existe esa idea que hay derechos de propiedad intelectual y tu ganancia viene porque invertiste en un desarrollo antes.

“Al copiarlo perdemos todos, las empresas que desarrollan cosas nuevas con qué confianza lo harán si alguien lo usa y lo vende más barato.

“Y esas empresas copionas difícilmente abrirán mercado. Es un reto para todos crear cosas nuevas”, asevera.

Con un pie en Colombia

Una de las ciudades latinoamericanas que constantemente está buscando soluciones para su movilidad es Bogotá.

Recientemente se acercaron a Nego para instalar biciestacionamientos en sus sistema de BRT Transmilenio (el equivalente al Metrobús de la CDMX).

“Nos dijeron que en México estábamos diseñando los biciestacionamientos del futuro”, no cuenta Karime.

Y así es, en la Ciudad de México han podido solucionar los retos suficientes para poder ofrecer soluciones en el resto del mundo. Y allá van.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *