bicis y monopatines

Así reaccionaron empresarios de bicis y monopatines

Luego de la publicación de las reglas de operación para el primer piloto de bicis y monopatines sin anclaje de la nueva administración de SEMOVI, empresarios expresaron sus preocupaciones al respecto.

“Hay espacio para todos”, Mobike

Con 5 mil bicicletas en las calles, los Mobikers fueron los primeros en alzar la voz por el límite de sus vehículos en operación.

Mobike comenzó operaciones en México en febrero de 2018

“Imagínate que ya teníamos 260 mil usuarios registrados (entre las tres apps ciclistas) y alrededor de 20 mil viajes al día; limitarlo a 1,100 bicicletas sí afecta al usuario.

No las queremos (las bicis) para que se vean muchas en la calle, sino porque somos efectivos en la gestión del sistema”, asegura René Ojeda, director de Mobike México.

El directivo de Mobike México abraza los cambios desde cierto punto, “pero estamos preocupados porque se sobre regule y se impongan contraprestaciones excesivas a estos sistemas”.

Pide a la Semovi “que revise la efectividad de su operación”, cuando el 90  por ciento de su parque se usa diariamente. “No tenemos bicis paradas”.

Según Ojeda entregaron a la autoridad 350 fichas de “espacios residuales” donde podrían estacionar las Mobikes.

90 por ciento de las bicis colocadas en México se usan.

“Sí hay espacio para todos y lo mejor que podría pasar es quitarle espacio al auto para que haya estacionamientos para estos modos de movilidad, como propone el diputado Javier Hidalgo,: un estacionamiento multipropósito por cuadra”.

Para Ojeda no todos los nuevos requisitos están mal. “De la apertura del polígono (más bien la unión de las alcaldías Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc y Benito Juárez en una zona de operación) es muy justo decir que es muy interesante”.

“Nuestros flujos nos decían que había que ampliar el espacio de operación y expandirnos a más polígonos, ya teníamos en mente Azcapotzalco y Coyoacán, de hecho entregamos oficios haciendo la petición.

Está aliviado porque tampoco se impuso una tarifa específica como contraprestación por el uso del espacio público, “lo que deja aún una ganancia operativa para todos”.

Pero le preocupa que se piense en una especie de tenencia. “No nos convendría si nos quieren cobrar 8 mil pesos por bici en la calle”.

Limitar el número de bicis es sólo para proteger a Ecobici: Motum

Pocos conocen la oferta de Motum porque los tiempos no les han sido beneficiosos para salir a operar a las calles de la CDMX.

Es socia de la firma alemana NextBike, que opera los sistemas públicos de bicicletas de 50 ciudades en el mundo.

Motum es socia de la firma alemana Nextbike

La empresa de bicis y scooters eléctricos tiene la capacidad de  gestionar estaciones fijas, al mismo tiempo que un sistema de bicicletas sin anclaje para generar una movilidad más integral, pero los tiempos de los programas piloto de la CDMX les han sido insuficientes.

“Ni con la administración anterior ni con esta, las temporalidades expuestas benefician a un sistema nuevo para comenzar a operar.

“Un operador nuevo mínimo necesita unos 90 días para la puesta en marcha. Entonces, nuevamente se está favoreciendo a aquellos sistemas que ya salieron a experimentarse y nuevamente vienen a darles beneficios para operar”, dice Rodrigo Bejarano, director general de Motum.

Con todo un equipo de movilización y operación a través de estaciones híbridas, camionetas, balanceo en ciertos puntos y con capacidad para gestionar entre 8 y 10 mil bicicletas, la propuesta original de esta app para la Ciudad de México incluye la atención a los cerca de 90 km cuadrados que van desde el norte de la Miguel Hidalgo, la Gustavo A. Madero, la Venustiano Carranza, bajando por el poniente por Iztacalco y el surponiente hasta Iztapalapa.

“Ahorita el área que nos están dando de prueba es prácticamente la de Ecobici, que tiene 38 km cuadrados, pero si tu llegas a dar servicio en las cuatro alcaldías que te digo estás hablando de darle servicio a tres millones de personas que generan cerca del 60 por ciento de los viajes origen. Lo dice la encuesta origen destino metropolitana”.

Bejarano, quien fuera también director de Ecobici, considera que los nuevos permisos temporales son un esfuerzo “loable en términos de exigir un orden público y una eficiencia de movilidad, pero el límite de bicicletas es una práctica proteccionista hacia Ecobici y la verdad es que hace falta dar ofrecimiento de movilidad a lo largo de toda la ciudad”.

“Quieren que no seamos competencia de Ecobici’, pero entonces Ecobici se tiene que poner las pilas y dar un buen servicio. Al final de día la competencia es buenísima para todos porque nos obliga a  ofrecer mejor tecnología y servicio”.

En marzo, cuando finalmente publiquen los lineamientos producto del análisis de datos de estos 45 días de operación, “vamos a salir sí o sí, hay mercado para todos, no tenemos que canibalizarnos”, asegura.

El que mucho abarca, poco aprieta

Su tarifa de 18 pesos por 45 minutos, sus suscripciones mensuales de 200 pesos con viajes ilimitados de 45 minutos y su sistema de aparcado “en estaciones virtuales” la afianza como uno de los sistemas más eficientes.

Dezba es la opción sin anclaje y con asistencia eléctrica.

Nosotros ubicamos espacios resicuales donde se pueden estacionar nuestras bicis. En estos lugares colocamos las estaciones virtuales y en consecuencia, si ves en el reporte del sistema, no hay quejas contra Dezba”, señala Reck, muy orgulloso de avanzar lento pero seguro en sus ocho meses de operación “porque en estos sistemas el que mucho abarca poco aprieta”.

“La gente se sube a la baqueta porque quiere ir segura”, Lime

Sorprendidos por la fatalidad (al registrar en enero la primera muerte de un usuario en monopatín) y por el límite de 500 monopatines para su operación, la empresa estadounidense que en México dirige Alexander Wieland ha sido de las más afectadas por estos cambios.

“La sorpresa para nosotros y que vemos con preocupación es el límite de unidades. En la ciudad de México había cerca de 11 o 12 mil monopatines entre las cuatro empresas, pero ahora la reducción es bastante fuerte.

Definitivamente retiramos casi 1,500 patines y cumplimos también con reducir nuestra zona de operación”.

Al contrario de otras apps, ellos operaban ya en tres alcaldías y con los cambios de permisos tuvieron que reducir su polígono para dejar afuera la zona de Virreyes y Anzures.

No solo eso, “no tenemos disponibilidad porque 500 patines es una flota muy chiquita para la cantidad de km2 de área que hay que cubrir” y debido a ello tuvieron que hacer reembolsos.

Según sus estadísticas, un usuario promedio de Lime caminaba entre 100-150 metros para conseguir un monopatin, pero ahora tiene que trasladarte entre 300 o 400 metros.

“Pierde mucho el atractivo y a raíz de eso sí hemos visto una baja muy fuerte en la utilización”, reconoce Wieland.

Lime pone los patines y la plataforma y la gente se registra para cargar los patines por la noche y volverlos a colocar en la mañana en los lugares marcados por la app que son de alta demanda para maximizar el número  de viajes.

“Son oportunidades de ingreso adicional, dinero extra que a algunos les deja alrededor de 2,500 pesos semanales por cargar patines, a otros más porque cargan bastante más y lo hacen de tiempo completo y hay muchos estudiantes amas de casa que lo hacen para ingreso adicional, todo suma”, dice el directivo.

Además, el equipo de operaciones de Lime, cerca de 1500 personas, quedó subutilizado al restringirles la flota, lo que augura despidos si hay un aumento de monopatines en las próximas semanas.

Confiamos en el nuevo gobierno: Vbike

Por su parte, Federico Polakoff, Director Operativo de VBike México, una de las primeras empresas en instalarse en la CDMX, se mostró tranquilo y confiado en la postura de la actual administración de la Semovi.

“Confiamos en la revisión del nuevo gobierno durante estos próximos días y en que los lineamientos que saldrán en marzo sean equitativos tanto para los ciudadanos como para los empresarios.

Esto permitirá una operación que beneficie en su totalidad a la ciudad, a los habitantes y a los emprendedores,  empujando de esta manera una transformación real de la movilidad en Ciudad de México.

Estamos seguros que el nuevo gobierno marcará la diferencia para que los lineamientos salgan lo más pronto posible.

Estamos a disposición de las autoridades para comenzar a trabajar y sentarnos a platicar con todos los involucrados (gobierno, ciudadanos, vecinos, asociaciones).

Tenemos como premisa que el diálogo sea abierto y transparente, y asumiremos de la forma más responsable nuestra parte en un trabajo que es de corresponsabilidad (IP, gobierno, ciudadanía).

Tenemos toda la intención de adquirir la total certidumbre jurídica de un proyecto de emprendimiento que centra sus objetivos en hacer más innovadora, eficientes, limpia y transparente la movilidad en México”.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *