40 km de ciclovías

Más de 40 km de ciclovías para 2019 en la CDMX

Fernanda Rivera, directora de movilidad ciclista de la Secretaría de Movilidad de la CDMX compartió las metas para este año que incluyen más de 40 km de ciclovías.

En el #CafeBicicletero que convocó la Alcaldía de la Bicicleta de la CDMX la funcionaria compartió los detalles del plan de movilidad ciclista de la Ciudad de México que contará con un presupuesto histórico.

Al menos 40 kilómetros de ciclovías “sutura” para empezar a conectar la red y cuatro nuevos biciestacionamientos, además de un presupuesto de 280 millones de pesos son algunos de los planes de la Semovi para la bicicleta en 2019.

40 km de ciclovías
Foto: Twitter de Fernanda Rivera

La cantina La Única de Motolinía se transformó en un espacio para platicar sobre el ejercicio de construir la ciudad más allá de las redes sociales.

Decenas de birruedos, entre ellos @bicimanager (creadores del #Yo te cuido), @pepeasecas, La bella ciclista, Bicitekas, Zaratrusta de Paseo de todos y la investigadora biciteka @ruthzin llegaron la noche del miércoles a la reunión convocada por la Alcaldía de la Bicicleta de la CDMX y las dos horas previstas no fueron suficientes para plantear planes y dudas.

Habrá 40 km nuevos de ciclovías

La joven pero experimentada funcionaria echó campanas al vuelo y planteó ambiciosas metas para 2024, como duplicar los viajes en bicicleta hasta el 3 por ciento (ahora estamos entre 1.4 y 1.7 por ciento), ampliar a 30 por ciento el número de mujeres ciclistas en las calles (ahora hay solo 16 por ciento de mujeres) y duplicar la inversión en infraestructura, equipamiento y cultura.

Para 2019 la Semovi construirá 40 km de infraestructura ciclista, “nunca se habían hecho tantos kilómetros en un año”, dijo.

Ese dinero alcanzará también para cuatro nuevos biciestacionamientos masivos y semi masivos en Tláhuac, Martín Carrera, El Rosario y Buenavista, los cuales tendrán un programa integral de usuarios, para que los usen sin tener que registrarse en cada uno.

Entre sus novedades destacó el rescate del Apoyo Vial Radar, grupo de oficiales de tránsito en motocicleta que estaba subutilizado y abandonado y hoy son la fuerza vital para ayudar a liberar las ciclovías.

También habló de la reciente creación del agrupamiento de “poli ciclistas”, creado por iniciativa de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y que se han capacitado en la biciescuela de la CDMX.

Las policletas pueden  a partir de esta semana infraccionar y no sólo aconsejar a ciclistas y automovilistas sobre el correcto uso de la ciclovía.

Se atenderá a las periferias

Rivera reconoció que es en las periferias como Tláhuac y Xochimilco donde hace falta crear infraestructura que reduzca la inequidad.  

Así que buscarán hacer “conexiones regionales a través de ejes ciclistas” para distancias largas y ciclovías “sutura” claves para conectar las existentes.

Además anunció el Programa de intersecciones seguras que atenderá con semáforos, señalización e infraestructura las 100 calles más inseguras de la capital y celebró la reciente inauguración del cruce en diagonal en Pino Suáres y Venunstiano Carranza, que adelantó “se va a replicar en varias intersecciones”.

Incluso dijo que se regulará la emisión de licencias con un sistema de puntos por placa (ya que no hay un registro confiable) y requisitos a cumplir como cursos en línea, trabajo comunitario en caso de faltas,  registro digital y fotocívica.

“Queremos cambiar el comportamiento más que el bolsillo y hacer que la placa de la CDMX sea deseada. Habrá un esfuerzo legal para eso, como que si traes placas foráneas tengas que pagar todas las multas acumuladas para poder verificar”.

Con respecto a las quejas de algunos vecinos por la construcción de nuevas ciclovías, mencionó la importancia de acercarse a los vecinos para explicarles y promover proyectos ciclistas con procesos participativos. “Entendemos el descontento, pero las calles nos dan la razón”.

Dudas razonables

Aclamada por los asistentes, la funcionaria respondió dudas que iban desde la compleja señalización que requiere Calzada de Guadalupe, la necesaria inclusión del transporte de carga en temas de seguridad vial, la urgente toma de acciones de seguridad en la ciclovía de Revolución y hasta la falta de cultura en los propios ciclistas.

Una joven no ciclista tomó el micrófono para preguntar ¿cómo transformarán los ciclistas su estrategia de comunicación para cambiar la idea generalizada de que las bicis son peligrosas? Fernanda lanzó la bolita a los asistentes. Mutis total.

Algunos aplicaron varias encuestas rápidas. ¿Se sienten agredidos cuando ruedan? ¿Cuántos vienen del sur? Otros como la investigadora Biciteka

Ruth Pérez celebraron “que por fin hay un gobierno que busca disminuir desigualdad”.

Finalmente, una representante del grupo de FB Ciclistas CDMX se quejó de la domesticación del activismo, como escribiera en alguna columna el periodista Héctor Zamarrón.

“No sé ustedes pero a mí me dolió”, dijo con la voz entrecortada. Y decepcionada, urgió a reconsiderar y plantear estrategias sin fines egoístas y más comunitarias.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *