Fernanda Rivera

Hace falta sensibilizar a la SSP sobre movilidad: Fernanda Rivera

Entrevistamos a Fernanda Rivera quien nos da un panorama del trabajo hecho desde la Dirección de Diseño, Cultura e Infraestructura Ciclista de la CDMX.




La presentación del Plan Bici CDMX se celebró como un gran acontecimiento de la movilidad chilanga, pero para muchos activistas fue sólo un “quedó a deber”.

A dos semanas de dejar su puesto, la Directora de Diseño, Cultura e Infraestructura Ciclista de la CDMX (DCDIC), Fernanda Rivera, habla de los mayores obstáculos y retos que afrontó en su gestión.

Por lo menos 6 ciclovías inconclusas

Al menos seis proyectos ejecutivos de ciclovías quedaron inconclusos en esta administración por motivos que van desde la molestia vecinal hasta la oposición absoluta del Secretario de Seguridad Pública Raymundo Collins, pero Fernanda Rivera está feliz tras la presentación del Plan Bici CDMX.





“Los números hablan a su favor y es innegable que cada vez hay más ciclistas en las calles”, dice sonriente en sus oficinas del Club Ciclista en el Bosque de Chapultepec.

La DCDIC es el organismo ciclista del gobierno de la Ciudad de México creado exprofeso para coordinar interinstitucionalmente la movilidad en bicicleta.

Su dirección apenas tiene seis años, los mismos que ella en la administración pública (primero fue coordinadora de Ecobici) pero han sido suficientes para profesionalizar a todo un equipo de entusiastas que se dan el lujo de dejarle a la nueva administración un compendio de estudios y proyectos con miras al 2030.

Fernanda Rivera

Georgina Hidalgo (GH).-  En el futuro de la movilidad, ¿todo pasa por crear ciclovías?

Fernanda Rivera Flores (FERiF).- Pues sí, las ciclovías dan una percepción de seguridad a los nuevos ciclistas y eso permite sacar más gente a la calle.




Ya se anunciaron todos los logros, pero vamos a hablar de los obstáculos. No ha sido fácil, al piso 9 de Semovi se le decía “el kínder de ciclistas”,¿ todavía hay este ninguneo a la DCDIC?

FERiF.- Yo creo que ya no. Como equipo hemos ganado credibilidad. Los resultados sí los puedes ver en la calle.

En el equipo de la dirección somos jóvenes ciclistas entusiastas pero muy profesionales. Aquí hay mucha capacidad y creo que hemos estado impulsando cada uno desde su trinchera, que es lo que se debe hacer.

Esto puede ser un ejemplo de buenos funcionarios públicos, porque ser funcionario es muy estigmatizado; pero sí hay un gran circulo de buenos funcionarios que están porque creen en lo que hacen y eso es lo que puede ir cambiando la administración pública en muchos lugares, un funcionario a la vez.




GH.- ¿El tema ciclista ya está afianzado en la ciudad?

FERiF.- Yo creo que sí. Ha sido una batalla por ir ganando el discurso y sí se nota un cambio importante, por ejemplo: hoy la Agencia de Gestión Urbana cuando entra a dar mantenimiento a una vialidad ya incluye las bicis, y si va a repavimentar ya está dentro de su presupuesto que tiene que arreglar la ciclovía.

Parece algo sencillo y muy obvio pero es un triunfo que se ha logrado de esta administración interinstitucional.

GH.- Bueno, pero no todo fue miel sobre hojuelas, ¿cuáles dirías que fueron tus cocos?

FERiF.- Yo creo que el reto más grande es que haya más gente, seguimos siendo poquitos los que estamos defendiendo este tema de la movilidad en bici y entonces lograr que el ciudadano de a pie, los vecinos y quienes no utilizan las bicis entiendan un poco más de este tema, es es el reto.

Creo que  ahí puede haber una ventana de oportunidad: mejorar la comunicación, mejorar la manera en que la gente se apropia de estos proyectos, aunque no sean ciclistas.

SSP no dio visto bueno a algunas ciclovías

GH.- Si todo en el futuro de la movilidad ciclista pasa por las ciclovías ¿por qué no se han concluido las que quedaron en proyectos ejecutivos?

FERiF.- Las que quedaron pendientes fueron Reforma II, de 3.2 kilómetros, que el INAH no ha dado su aval. La propuesta de la DCDIC es que esa ciclovía vaya por el camellón; aunque parezca que es un retroceso, pero es lo más viable.

La de División del Norte (10 kilómetros), que tiene la complejidad de los locatarios y toda esta gestión; y Eje 2 Poniente (7.5 km), que ya no nos dio tiempo de acabarla porque faltó el  visto bueno de SSP.

Ahí quizás hay que trabajar en sensibilizar a la parte de Seguridad Pública para que cambien su visión.

No solamente se trata de flujo de vehículos y agilización del tránsito, sino pensar en esta ingeniería del tránsito con flujo personas.

Ya sea en vehículo particular, transporte público o ciclovías, todo implica flujo de personas.

Ése cambio de mentalidad es un pendiente, y la aplicación de la ley es un reto que tienen los de SSP.

Cada vez notas menos invasiones a ciertos carriles, sobre todo los que tienen mayor volumen ciclista, pero creo que una correcta aplicación de la ley va a ser fundamental para que más gente se anime y se sienta segura de usar la bici como modo de transporte.

¿Durante la presentación del Plan Bici, se robó el jefe de gobierno José Ramón Amieva la nota?

FERiF.- ¿Al hablar de Freddy turbina? ¡Pero estuvo muy bien,  yo creo que quien entiende la bici a través de 31 minutos lo tiene muy claro! En el Foro Mundial de la Bici de Chile justo estuvo muy presente todo el tema de 31 minutos, ha tenido bastante incidencia.

¿O lo hizo el escándalo del Trole Bici en Twitter?

FERiF.- Ahí ese proyecto lo tiene directamente Secretaría de Movilidad, nosotros no. La mayor parte de los proyectos los hemos generado aquí, lo que ves ejecutado en la calle, lo del Trole Bici fue un fondo peatonal y ciclista que fue asignado desde la Asamblea Legislativa a Semovi. Es un rollo de competencias, ellos hacen toda la gestión directamente con Obras.

¿Pero qué pasa, en algún momento se pretende que la bicicleta sea parte de Semovi o no? ¿Está lista Sedema para dejar ir las bicis?

FERiF.- Más que estar lista Sedema, creo que el área de bicis ya está bastante fortalecida. En esta administración se creó esta estructura orgánica y es un tema a resaltar.

Es una oficina ciclista que ya forma parte de la estructura del gobierno de la CDMX y ese fue un paso fundamental para la profesionalización y la gestión administrativa que le diera más fortaleza.

Así que creo que si la siguiente administración decide llevarse el tema de las bicis a Semovi, pues ya tiene una experiencia y una inercia positiva de lo que se ha aprendido en todo este tiempo.

Esperamos que sea lo mejor, al final la bici sí forma parte de un sistema de movilidad, así que puede aportar mucho por allá.

¿No hay contacto con el equipo de transición?

FERiF.- Sí, les hemos presentado lo que se ha hecho. La idea en este momento es cerrar completamente en orden, entregar perfectamente el área. Si hay continuidad, sería un gusto

Bueno. Este Plan Bici ¿no crees que se tome como una imposición de esto es lo que hay que hacer?

FERiF.- Yo creo que el Plan Bici tiene muchos temas positivos. Uno: que se hizo de una manera colectiva. O sea, fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo a través del Instituto de Geografía de la UNAM y además se hizo con información actualizada, que eso es una de las respuestas a ¿por qué hasta ahorita? Pues porque ahorita salió la Encuesta Origen Destino (2017), tenemos el Estudio de movilidad ciclista 2017, y esos dos insumos fueron fundamentales.

Según estos datos se rompió otro mito: que el ciclista chilango era de moda y ocasión, una especie de “hípster” y resulta que es todo un trabajador en bicicleta, ¿un “godín rodante”?  

FERiF.- El 60 por ciento de la gente que usa la bici lo hace para ir al trabajo, este dato me parece importante porque no es esta visión de que la bicicleta es solo para el paseo o para hacer ejercicio, un tema recreativo o una moda, sino que realmente ya nos la hemos apropiado como un modo de transporte.

Y toda esta información –solo lo que se mide cuenta, dice el arquitecto danés Jan Ghel– referente al perfil ciclista y cómo se mueve con respecto a patrones de movilidad de automóvil sí te permite hacer una planeación.

La metodología que desarrolló la UNAM es muy interesante, porque ya son datos, no ocurrencias.  

La información de los viajes distritales que caminando se hace en diez minutos y fácilmente puede ser reemplazado por la bici se usó para proponer los distritos más factibles para la expansión de Ecobici.

El indicador que hicieron para el desarrollo de la infraestructura ciclista con perspectiva de género, edades, ingresos salariales y pendiente de la zona determina qué tan factible es una ciclovía.

Todo eso es un sustento en datos. La siguiente administración tiene un trabajo avanzado de hacia dónde puede duplicar.

Hay muchos detractores de la bici, es algo nuevo para muchos en el gobierno. ¿Eso ha sido un obstáculo?

FERiF.- Sí, hay que ir cambiando la mentalidad. Yo creo que la parte más importante del

tema de movilidad es recordar que el 80 por ciento de las personas no se mueve en automóvil.

La gran parte se mueve en el transporte público y ahí es donde la bici tiene un buen aliado, la bici puede ser un gran aliado de los usuarios del transporte público para ahorrar este tiempo.

Y pues sí hay que ir poco a poco, hoy seguimos siendo minoría como ciclistas pero estamos haciendo un cambio que creo que es relevante para la ciudad y hay que ser conscientes de esto: estamos haciendo la redistribución del espacio.

Durante muchos años se dio todo al automóvil, entonces ahora hay que cuestionar ese status quo para darle este espacio no realmente a una minoría sino a una gran parte de la ciudadanía que lo requiere.

Tener mejores banquetas, más amplias, más dignas; el transporte  público tener carriles confinados y ahí ganamos como ciclistas una pacificación del tránsito, tener más ciclovías. Toda esta nueva idea de ciudad que es difícil y no se puede lograr de la noche a la mañana.

Muchos han volteado a ver a la CDMX como diciendo: si está funcionando ahí puede funcionar en cualquier lado.

Y ha funcionado muy bien y pues ve Guadalajara, Puebla, ciudades que han volteado a ver e implementar. Y también de América Latina han venido: de Santiago de Chile,  de Bogotá, Colombia a aprender, porque ellos no tienen bici pública, Brasil, Argentina. Si nos hemos vuelto de alguna manera un caso de éxito.

¿La salida de estas app de bicis sin anclaje pisó callos en Ecobici?

FERiF.- No, más bien preguntarnos ¿qué tienen estas aplicaciones? Su ventaja es que tienen más ciclistas en la calle.

Obviamente hay más gente que se sube a la bici y eso siempre le va a aportar, lo que es importante sí es garantizar el tema de la regulación, que haya reglas claras y que es algo que va  atener que trabajar la siguiente administración, no es que sean un problema per se, al final son una ventaja porque tienes a más ciclistas en la calle, pero lo que hay que garantizar es que sí haya un equilibrio con el orden público.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *